Tendencias y Cambios al 2030 para Gobiernos y Ciudadanos – Parte 1

El documento de KPMG plantea 9 megatendencias que pueden resumirse en la siguiente imagen del mismo:

Gtrends KPMG

Estudio KPMG: http://bit.ly/1isRO2s

Cuando se piensa en tendencias, se parte del supuesto de la continuidad de un patrón histórico, se asume que el comportamiento que hasta el momento a tenido una variable, se mantendrá a futuro. En el caso de las megatendencias, se habla de un set de variables que caracterizan un fenómeno más complejo, pero que claramente puede asumirse que continuará a futuro en un horizonte de tiempo específico.

Varias instituciones publican documentos sobre megatendencias, en la mayoría de los casos suelen coincidir, dado que describen los fenómenos a partir de bases de datos estadísticos, donde se toma como referencia el promedio mundial de un indicador. No obstante, cuando se realiza un estudio de futuro, dependiendo de la temática de estudio, es necesario entrar a los detalles vinculados al ámbito geográfico, para analizar con mayor cuidado el impacto real de una tendencia. Por ejemplo, Si revisamos la megatendencia “demographics”, se encontrará que uno de los temas que más resalta, es el envejecimiento de la población. Sin embargo, esta tendencia no tendrá el mismo impacto en todos los países.

Cuando se habla del envejecimiento de la población se hace referencia a la relación que tiene la mayor esperanza de vida y el descenso de las tasas de natalidad con el aumentó de la proporción de personas mayores en todo el mundo.

No obstante si observamos un gráfico que muestre el porcentaje de población mayor de 65 años, se puede observar que en algunos países, el impacto que tendría la proporción de jóvenes será mucho mayor. Por lo cual, en el caso peruano, una proporción de población envejecida entre 10 al 20%, implica un desafío para los sistemas de protección social, incluidas las pensiones y la atención sanitaria. Pero, simultáneamente, la alta proporción de personas en edad de trabajar, tendrá mayor impacto, en especial en las necesidades de empleo.

Dependencia Envejecimiento

Si a esto le sumamos, el impacto que podrían tener los desarrollos tecnológicos actuales para prolongar una vida saludable, como por ejemplo:

Methuselah_Foundation_logo

 “Al 2030, con los avances en la ingeniería de tejidos y la medicina regenerativa, queremos crear un mundo en el que las personas de 90 años puedan ser tan saludables como una persona 50 años-edad”

La pregunta que deberíamos hacernos es ¿Qué podemos hacer para reducir los riesgos de desempleo a futuro y asegurar una calidad de vida de las personas mayores de 65 años? ¿Debemos usar la tecnología para extender una vida saludable y rediseñar los sistemas de pensiones?

Como verán en base a muy poca información es posible identificar desafíos y oportunidades futuras, si profundizamos en el tema, trabajando con especialista en metodologías de estudios de futuro y prospectiva, podríamos enriquecer mucho más estos análisis, que posteriormente serían útiles para la toma de decisiones, tanto de gobiernos, como de ciudadanos.

PD: ¿Tienen ustedes algunas propuestas para enfrentar los desafíos y oportunidades futuras de los cambios demográficos?

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s